Amazonía

Respetaremos la autonomía política de las entidades territoriales en la Amazonía garantizando el derecho a la autodeterminación de los pueblos, reconociendo la participación política de los procesos organizativos locales, la diferencialidad en los territorios indígenas y la consolidación de las Entidades Territoriales Indígenas como figuras jurídicas especiales para administrar lo público desde sus gobiernos propios. Se armonizará el Estado con los sistemas organizativos propios, de pensamiento, de ordenamiento territorial, ambiental y con las jurisdicciones especiales de los pueblos indígenas.

Haremos un Pacto por la Amazonia Viva, construido de forma participativa y consensuada por todos los actores sociales de los seis departamentos de la Amazonia occidental (Caquetá, Guaviare y Putumayo) y oriental (Amazonas, Guainía y Vaupés).

El Putumayo será protegido como un departamento con prioridad de conservación ambiental.. Se formulará y ejecutará un programa de transición a las energías limpias en los lugares dispersos de la Amazonia, no interconectados a la red nacional.

Detendremos la deforestación y la quema de la selva. Desmontaremos los motores de la deforestación, entre ellos: el desplazamiento a la Amazonia de población sin empleo y campesinos sin tierra en el interior del país; los acaparadores de tierra y promotores de la ganadería extensiva y otros monocultivos; la corrupción en las entidades públicas; el lavado de divisas mediante la compra de tierras deforestadas, fruto del narcotráfico y de la corrupción; la extracción de madera sin control; etc.

Usaremos al máximo los bonos carbono con la garantía de recuperación de la selva amazónica hasta su frontera natural. Se crearán concesiones para familias campesinas actualmente residentes en la amazonía, quienes podrán producir sosteniblemente con la condición de recuperar la selva en las áreas de praderización. Las comunidades rurales se vincularán a la rehabilitación, conservación y manejo sostenible de los bosques mediante el pago por servicios ambientales. Desarrollaremos un programa de renta básica campesina.

Se implementará el proceso de democratización de la tierra con enfoque Amazónico. Se otorgarán títulos de propiedad colectiva regulada sobre el suelo amazónico mediante las siguientes modalidades: 1) Zonas de Reserva Campesina; 2) Resguardos indígenas y; 3) títulos de posesión hereditaria familiar vinculados a la conservación y regeneración de la selva. Se pondrá límite en la Amazonía a la ampliación de los agro-negocios y de la ganadería extensiva.

Fomentaremos políticas de economía productiva rural. También se promoverá el turismo ambiental y culturalmente sostenible.

Share via

Únete al cambio

Inscríbete como Guardián del Cambio de la presidencia de Colombia.