Pueblos de Colombia

Los hombres y mujeres campesinos, indígenas, afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros y rrom, organizados en pueblos, resguardos y territorios colectivos en comunidades rurales y urbanas desde sus diversidades, sus cosmovisiones, leyes de origen, territorios, autoridades, modelos económicos, saberes ancestrales, proyectos educativos propios, idiomas, en fin, desde la interculturalidad con sus guardias campesinas, indígenas y cimarronas, gobernarán desde sus territorios y contribuirán orientando y definiendo el futuro de la nación y el planeta como sabios y sabias ancestrales, como fundamento de la economía productiva y la soberanía alimentaria y como guardianes de la vida, el territorio y la paz.

Descargar documento en PDF

Los hombres y mujeres campesinos, indígenas, afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros y rrom, organizados en pueblos, resguardos y territorios colectivos en comunidades rurales y urbanas desde sus diversidades, sus cosmovisiones, leyes de origen, territorios, autoridades, modelos económicos, saberes ancestrales, proyectos educativos propios, idiomas, en fin, desde la interculturalidad con sus guardias campesinas, indígenas y cimarronas, gobernarán desde sus territorios y contribuirán orientando y definiendo el futuro de la nación y el planeta como sabios y sabias ancestrales, como fundamento de la economía productiva y la soberanía alimentaria y como guardianes de la vida, el territorio y la paz. Repararemos integralmente la deuda histórica con los pueblos afrodescendientes, negros, raizales y palenqueros, víctimas de la trata de esclavos, la esclavización y el racismo estructural, así como al conjunto de pueblos campesinos, indígenas y rrom.

Derechos a la tierra y el territorio: En nuestro gobierno avanzaremos en una reforma agraria que distribuya con equidad y justicia social la tierra, el saber y el acceso al crédito para que el campesino y la campesina puedan vivir, trabajar, producir y cuidar la naturaleza y volver a ser la base de la economía productiva de la nación. Ampliaremos y fortaleceremos los territorios colectivos, la autonomía territorial y las formas de autoridad, administración y organización de los pueblos afrodescendientes, negros, palenqueros y raízales y garantizaremos el reconocimiento y la ampliación de los territorios indígenas, dando cumplimiento a los acuerdos pactados en materia de protección y delimitación territorial y poner en marcha las entidades territoriales indígenas en desarrollo de los artículos 286 y 330 de la Constitución Política de 1991. Reconociendo la convivencia histórica entre campesinado, pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raizales y palenqueros, promoveremos el diálogo hacia una gobernanza intercultural.

Normatividad internacional: Cumpliremos los acuerdos suscritos por Colombia en materia de derechos para pueblos indígenas y afrodescendientes, en particular el convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, La Declaración de las Naciones Unidas de los Derechos de los Pueblos Indígenas, la Declaración de Durban y su Plan de Acción contra el racismo y la xenofobia y la declaración del decenio de los pueblos afrodescendientes. Nuestro gobierno adoptará de inmediato la Declaración Universal de los Derechos de los campesinos y otros trabajadores de las zonas rurales

Gobiernos propios, autonomía y derecho a la consulta: Garantizaremos las formas de gobierno, administración, justicia y organización propias del campesinado, los pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raízales, palenqueros y rrom y respetaremos y haremos el valer el derecho fundamental al consentimiento y a la consulta previa, libre e informada.

Fomentaremos y financiaremos los planes de vida, etnodesarrollo y comunitarios que en el marco de las autonomías los pueblos campesinos, indígenas, afrodescendientes, negros, raízales, palenqueros y rrom establezcan como instrumentos para su buen vivir y el vivir sabroso.

Protección de la vida y los derechos humanos: Reconoceremos y apoyaremos las guardias campesinas, cimarronas e indígenas como mecanismos de protección colectiva física y cultural, de defensa del territorio, la vida y los derechos humanos, así como de actores de paz, control y armonización de los territorios colectivos. Cesarán los asesinatos y agresiones contra los liderazgos campesinos, indígenas, afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros y rrom y no permitiremos el estigma ni su criminalización en el nuevo modelo de afrontamiento del narcotráfico, la minería ilegal y la deforestación en Colombia.

Un Estado desde y para las diversidades: Crearemos las unidades administrativas con autonomía y presupuesto suficiente que garanticen al más alto nivel nacional y regional la participación, el diálogo político y social y el desarrollo de políticas públicas consultadas y concertadas en su particularidad con el campesinado, los pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raizales y palenqueros. Se garantizará que en las estructuras de gobierno haya una representación proporcional a su presencia poblacional, territorial y cultural en Colombia que haga realidad su participación en la conducción de los destinos de la nación.

La protección de la naturaleza y la madre tierra como modelo de país: Con el liderazgo del campesinado, los pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raizales, palenqueros y rrom haremos de la protección y el cuidado de la naturaleza, el agua y la Madre Tierra, el eje de la economía productiva, el ordenamiento territorial intercultural y la construcción de la paz fomentando sus economías propias y su articulación productiva en formas asociativas de propiedad comunitaria. En el mismo sentido, se intervendrá sobre las solicitudes de títulos mineros y obras, proyectos o actividades, así como sobre las medidas legislativas que impliquen riesgos para la pervivencia física y cultural de las comunidades campesinas, los pueblos indígenas, afrodescendientes, negros, raizales y palenqueros que impliquen regresividad para el ejercicio de sus derechos territoriales.

El campesinado colombiano, sujeto de derechos. En nuestro gobierno el campesino y la campesina en su dinámica familiar, y comunitaria y política, serán reconocidos por fin como sujetos de derechos en particular a la territorialidad campesina, a un plan de vida campesino y a la participación reforzada garantizando, la especial protección para los de mayor exclusión y marginalidad. Para ello fortaleceremos la institucionalidad y las políticas públicas con y para la participación social y política del campesinado, en particular de las mujeres y los jóvenes apoyando la revitalización de un proyecto cultural desde las diversidades campesinas del país.

Pueblos Indígenas gobernando para la vida y la defensa de la naturaleza: Garantizaremos los derechos de los Pueblos Indígenas a gobernarse bajo su leyes de origen, el derecho mayor y el derecho propio, brindando condiciones y garantías para su integridad territorial, el ejercicio de la autoridad y la justicia propias, el apoyo a la recuperación y fortalecimiento de sus idiomas, el financiamiento del Sistema Educativo Indígena Propio e Intercultural-SEIP, el Sistema Indígena de Salud Propio e Intercultural-SISPI y el Sistema de Autoridades Territoriales Ambientales-ATEA.

Pueblos Afrodescendientes, Negros, Raizales y Palenqueros en resistencia creativa: El gobierno del cambio luchará contra el racismo estructural y la exclusión violenta de las negritudes en Colombia, haremos realidad de manera concertada la Lley 70 en materia del reconocimiento, protección y funcionamiento de los territorios colectivos, de los consejos comunitarios y formas de autoridad y organización, que permitan la interlocución en el más alto nivel entre las autoridades comunitarias y el gobierno nacional, así como el apoyo fortalecimiento de sus sistemas culturales de educación, salud, justicia y protección.

Impulsaremos un estatuto autonómico para que el Pueblo Raizal reivindique su autonomía, incluyendo la reglamentación de la curul raizal en el Ccongreso de la rRepública, sus derechos territoriales, económicos y culturales como la principal forma de reparar los daños causados por la colombianización, garantizando su pervivencia. Reconoceremos y apoyaremos la recuperación y valoración del patrimonio cultural e identidad del Pueblo Palenquero a través del fortalecimiento de su lengua, de sus oficios tradicionales, industrias culturales, la revitalización del arroyo del Palenque de San Basilio como principal eje de la vida comunitaria y de las economías locales e impulsaremos el reconocimiento territorial como municipio en razón de su estatus como patrimonio histórico y cultural intangible de la humanidad y la creación de una curul especial en la Ccámara de Rrepresentantes. Avanzaremos en la protección del Pueblo rrom fortaleciendo su identidad sociocultural y sus formas organizativas a fin de garantizar su pervivencia y desarrollo pleno.

Cumplimiento de Pactos de Estado: En nuestro gobierno convertiremos progresivamente en realidad los pactos suscritos entre el Estado y el campesinado, los pueblos indígenas, afrodescendiente, negro, raizal, palenquero y rrom en los últimos 30 años para avanzar en la indemnización a la exclusión histórica que ha impuesto por siglos un régimen racista, autoritario y excluyente. Haremos realidad el capítulo étnico del Acuerdo Final de Paz.

Share via

Únete al cambio

Inscríbete como Guardián del Cambio de la presidencia de Colombia.